Lectura

4 pasos para aprender la lectura rápida

🌐 Lectura rápida

Leer de forma más rápida conduce a tener una mejor comprensión, pero con esta práctica se puede superar alguno de estos efectos. Es por ello que te traemos los pasos para que comiences el aprendizaje a la lectura rápida.

🌐 Deja de hablar contigo mismo

La mayoría de los lectores subvocalizan o mueven la garganta cuando se imaginan vocalizando las palabras. Esto puede ayudarle al lector a recordar los nuevos conceptos, así como también es una importante barrera para la velocidad, te dejamos aquí unas formas creativas de mantener al mínimo ese habito:

Lectura

🌐 Abarque las palabras que ya ha leído

Al leer, a menudo sus ojos vuelven a las anteriores palabras, siendo la mayoría de las oportunidades en las que estos cortos movimientos probablemente no mejoraran la comprensión. Utilice una tarjeta de índice para cubrir las palabras justo posteriores a leerlas, entrenándose así para no abusar del habito.

Estas regresiones suelen también suceder cuando no se ha entendido algo. Si su vista salta varias líneas o palabras hacia atrás, es una señal de que es posible que debe disminuir la velocidad de lectura.

🌐 Comprender los movimientos oculares

Mientras lee, su vista se mueve de forma brusca, deteniéndose en algunas palabras y saltándose algunas otras más. Solo podrás leer mientras tus ojos se encuentren detenidos. Si aprender a realizar menos movimientos por línea tendrás una lectura más rápida. Pero ten cuidado, las investigaciones han revelado que los límites de cuanto se puede visualizar los lectores de ingles a la vez.

🌐 Establece un ritmo más rápido de lo que puedes entender

Muchas investigaciones afirman que pueden aumentar la velocidad de lectura, pero primero entrenando sus reflejos, posteriormente a que haya practicado hasta que haya logrado poner a su cerebro al día. Dado que esto no ha sido estudiado más afondo. Ciertamente es posible el aumento de velocidad en la medida en la que te desplazas por el texto, pero podrás entender poco o nada.

Haga el intento de lo siguiente, si desea apuntar a una velocidad extrema de una lectura, puede que comprenda más después de que lo practique por unos días más:

Desplaza un lápiz a lo largo del texto. Calcule el tiempo para que pueda decir “un mil” a un tranquilo ritmo y termine justo cuando llegue al finalizar una línea del texto.

Dedique unos dos minutos intentando leer al ritmo del desplazamiento del lápiz. Incluso si no logras entender nada, mantén tu enfoque en el texto al igual que el movimiento de tus ojos durante los próximos dos minutos siguientes.

Descansa por un minuto, y vuelve a realizar la misma acción incluso un poco más rápido dedicando al menos tres minutos para leer al ritmo del bolígrafo moviéndolo a lo largo de dos líneas cada vez que dices “Un Mil”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *